Evaluación de puestos de trabajo

 



Se define la evaluación de puestos de trabajo como aquel procedimiento que trata de precisar y de comparar el desempeño que exige cada tarea dentro de una organización y establecer, en consonancia, el salario “justo” que le corresponde, como paso previo para diagnosticar si existe igualdad de remuneración por razón de sexo, tal como establece el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores:

1. El empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquella.
Un trabajo tendrá igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes.
2. El empresario está obligado a llevar un registro con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor. Las personas trabajadoras tienen derecho a acceder, a través de la representación legal de los trabajadores en la empresa, al registro salarial de su empresa.

Por lo tanto, si una organización no tiene evaluados sus puestos de trabajo no podrá saber si su política retributiva es ajustada a derecho, ya que antes de poder comparar las retribuciones tiene que verificar si las personas objeto de comparación realizan realmente las mismas tareas o tareas de “igual valor”.

En LÓGICA AUDITORES, S.L.P. no realizamos solamente evaluaciones de puestos de trabajo sino también, cuando nuestros clientes así nos lo solicitan, llevamos a cabo la posterior descripción de los mismos, de igual modo que, si tras todo ello se concluye que no existe un sistema retributivo definido, proponemos una política salarial acorde con la legislación vigente y las características determinadas de su organización.

La evaluación de puestos de trabajo, su definición, y el establecimiento de políticas retributivas son aspectos distintos, si bien correlacionados y dependientes unos de los otros, que deben abordarse en ese mismo orden.


Objetivos a conseguir con la evaluación de los puestos de trabajo.

o Procurar la ausencia de prejuicios sexistas en la definición y baremación de los factores, estableciendo un SVPT (Sistema de Valoración de Puestos de Trabajo) que garantice la ausencia de discriminación.

o Valorar los puestos de trabajo existentes.

o Comparar el valor que aporta cada uno de los puestos de trabajo a la organización.

o Analizar cuántos de los puntos obtenidos por un puesto de trabajo proceden de factores que la organización ha considerado femeninos, masculinos o neutros.

o Determinar un sistema de retribución acorde al valor de cada puesto de trabajo.

o Comparar los salarios reales de la organización con los salarios asignados en función del valor que aportan los distintos puestos de trabajo o con los salarios determinados por convenio

o Realizar la comparativa de salarios atendiendo al sexo de las personas.


Metodología.


Aunque existen diversos métodos para la valoración de puestos de trabajo, en LÓGICA AUDITORES, S.L.P. aplicamos el denominado “Método de Puntos por Factor”.

Este método asume que existen unas características comunes en cada grupo homogéneo de trabajo, y que cada una de ellas se da con distinta intensidad en cada uno de los puestos. Además, para cada característica se admite una importancia diferente. El sistema de puntuación define estas características, llamadas factores, así como las distintas intensidades de éstos, llamadas grados. En definitiva, se trata de puntuar el esfuerzo requerido por cada tarea de forma organizada y jerárquica, para una mayor síntesis y orden.

El Método de Puntos por Factor es el más usado por su objetividad y ha sido reconocido como el más adecuado por la OIT, Organización Internacional del Trabajo. Así pues, los factores que evaluamos y que ponemos en relación en un grupo homogéneo de trabajo, son los siguientes:


error: Contenido protegido