Desconexión digital

 



Desde el pasado 7 de diciembre de 2018, y con la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal y Garantía de los Derechos Digitales (“LOPDGDD”) se reconoce legalmente el derecho a la desconexión digital en el ámbito de la relación laboral, para todos y todas las personas que forman la plantilla de una empresa, incluidas aquellas personas que ocupan puestos de dirección.


¿Qué tienen que hacer las empresas en esta materia y por qué?


Las empresas tienen que establecer un procedimiento, protocolo, de desconexión digital, con el fin de garantizar a toda su plantilla, el respeto al disfrute de su tiempo libre, descanso, permisos, vacaciones y su intimidad personal y familiar.

Las empresas están obligadas a ello, porque lo establece el artículo 88 de la LOPDGDD (Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales):


1. Los trabajadores/as y empleados/as públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar.

2. Las modalidades de ejercicio de este derecho atenderán a la naturaleza y objeto de la relación laboral, potenciarán el derecho a la conciliación de la actividad laboral y la vida personal y familiar y se sujetarán a lo establecido en la negociación colectiva o, en su defecto, a lo acordado entre la empresa y los representantes de los trabajadores y trabajadoras.

3. El/la empleador/a, previa audiencia de los representantes de los trabajadores/as, elaborará una política interna dirigida a trabajadores, incluidos los que ocupen puestos directivos, en la que definirán las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión y las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática.


En particular, se preservará el derecho a la desconexión digital en los supuestos de realización total o parcial del trabajo a distancia, así como en el domicilio del empleado vinculado al uso con fines laborales de herramientas tecnológicas.


En Lógica Auditores, seguimos estos pasos para elaborar e implantar en las empresas los protocolos de desconexión digital:

error: Contenido protegido